La acupuntura: Una alternativa tradicional y beneficiosa

La acupuntura:

Con apenas 2.000 años sobre sus espaldas, esta técnica milenaria china se ha consolidado como uno de los métodos más usados por los pacientes en lo referente a la llamada ‘medicina alternativa’, como es el caso de la escuela Li Ping de acupuntura. Y es que, el uso correcto y la aplicación de estas agujas en zonas específicas de nuestro cuerpo pueden ser realmente beneficiosas y efectivas para mejorar nuestra salud.

Ya sea como terapia de una enfermedad o como alivio a algún síntoma o molestia que presentemos en nuestro cuerpo, la acupuntura puede hacer frente entre otros muchos ejemplos a un gran número de patologías, entre las que podemos destacar:

  • Digestivas: estreñimiento, gastritis, úlcera, diarrea, colon irritable.
  • Musculares: ciática, tortícolis, artritis, lumbalgia, cualquier tipo de dolor o molestia muscular en el cuerpo.
  • Neurológicas: parálisis facial, migraña, Parkinson, parestesias, parálisis facial, neuralgias.
  • Respiratorias: tos, faringitis, sinusitis, asma, bronquitis, amigdalitis.
  • Dermatológicas: urticaria, acné, psoriasis, eczema, herpes.
  • Psiquiátricas: ansiedad, depresión, insomnio, alcoholismo, tabaquismo, estrés,
  • Otras afecciones: hipertensión, insomnio, problemas de sexualidad, cataratas.

La técnica consiste en la inserción de agujas en nuestra piel en la zona o región a tratar con el objetivo de estimular nuestros tejidos y terminaciones nerviosas por medio de las cuales nuestro cerebro produce diferentes resultados en nuestro cuerpo.

Pero ¿realmente la acupuntura es una técnica segura? La acupuntura no solamente es una técnica segura, sino que además es una técnica cómoda, fácil y totalmente recomendable, siempre y cuando esta sea administrada por un experto en curso de medicina china.  Cabe destacar que dicho experto debe ser un profesional que tome las medidas mínimas de seguridad, higiene y limpieza, como por ejemplo, el uso de agujas desechables o el lugar donde se vaya a desarrollar la práctica de acupuntura.

La mayoría de los pacientes son algo reacios su práctica por temor a que las agujas puedan causarles algún tipo de dolor. Sin embargo, no es un tratamiento doloroso, y esto de debe en gran medida al material y al tamaño y anchura que componen las agujas, evitando así cualquier sensación de malestar.

Otra de las ventajas que presenta es la ausencia de efectos secundarios, ya que, ante la inexistencia del uso de fármacos, la acupuntura está libre de cualquier tipo de contraindicación o reacción que pueda producirnos algún componente químico.

¿Quién puede someterse a estos tratamientos? Los expertos señalan que cualquier persona puede beneficiarse de este método, tanto adultos como niños. En el caso de las mujeres embarazadas, el tratamiento está permitido y es recomendable, ya que entre otros beneficios fortalece el sistema inmunológico. También es indicado para aliviar casos de lumbalgia y de malestar general producidos durante el embarazo.

Por todo ello, y a pesar de ser considerada como una técnica china milenaria y tradicional, está demostrado que mejora notablemente nuestra salud y nuestra calidad de vida, lo que unido a la ausencia de dolor y de efectos secundarios, convierten a la acupuntura en una de las herramientas que nos ayuda a hacer frente a un gran número de enfermedades y molestias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies